Créanme que es una de las principales herramientas para vender, sanar o acabar con un mensaje.